¿Ortodoncia a los 40?.

Cada vez son más las personas que se someten a una ortodoncia en la edad madura, ya que los correctores dentales cuentan con sistemas de última generación que tienen en cuenta la estética y la comodidad

Se habla mucho de la crisis que se produce a los cuarenta años y en todos los casos tiene que ver con la pérdida de la juventud y la entrada, inexorable, en la edad madura. Entonces más que nunca, para aumentar la autoestima y no ceder al abandono del cuidado del cuerpo, lo ideal es someterse a una ortodoncia que habrá de devolver seguridad y una amplia sonrisa a aquellos que sienten que por la edad, el mundo se les viene abajo.

Ya que con o sin crisis, la ortodoncia, como cualquier otro cuidado del cuerpo, no sabe de edades, de modo que es posible y hasta estimulante, invertir en uno mismo. Para ello, lo ideal es contar con una Clínica dental especialista en ortodoncias, que es la que posee la experiencia, la tecnología de sus instrumentos y la calidad humana y técnica de sus profesionales, imprescindibles para comenzar un camino con sus clientes, porque si unos dientes salidos o una mala distribución de los mismos se han podido gestionar en la juventud, a los cuarenta años o incluso más, vale la pena dejarlos en manos de profesionales.

En contra de lo que mucha gente piensa, la ortodoncia también es efectiva a pesar de los años y si bien es innegable que es mucho más fácil realizarla en edad temprana, en la madurez resulta igual de efectiva, eso sí, contando siempre con ortodoncistas especializados, que no son los mismos dentistas, si no unos técnicos que poseen otros conocimientos más específicos en estética dental.
Métodos personalizados a cada tipo de boca

Los Tipos de Ortodoncia son múltiples y algunos de ellos han quedado obsoletos ante los últimos métodos, cada vez más fiables, menos invasivos y más estéticos. Se acabó ver en la boca aquél trenzado de hierros tan aparatosos, ya que en la actualidad, la ortodoncia puede ser hasta sugerente. Hallar una clínica en la que los brackets de última generación sean los brackets standard que utilizan, aliviará a los más escépticos, porque hay ortodoncias que precisan brackets por encima de otros artilugios, aunque los que marcan tendencia ya no usan las molestas gomas que había que cambiar y que tampoco ayudaban a mantener la correcta higiene bucal. Los brackets actuales tienen un sistema de autoligado que les da una mayor funcionalidad y además son más pequeños y redondeados en sus terminaciones que los que acostumbramos a ver.

Los brackets también pueden colocarse en el reverso interno de los dientes, de modo que no se ven o sobresalen muy poco, acaso un destello de plata en la sonrisa.

Para favorecer la correcta alineación de los dientes, a este  proceso los ortodoncistas lo han bautizado como de incógnito, puesto que la ortodoncia sólo la conoce el doctor especializado y quién la lleva, pero todavía hay más, y son los brackets de porcelana e incluso de zafiros,que se colocan con una leve tira de metal en mitad de los dientes, todos ellos diseñados con precisión milimétrica por ordenador antes de ser aplicados a cada uno de ellos.

Para aquellos que no precisan de un método tan contundente para alinear sus dientes, existe un corrector de nombre Invisalign, una funda transparente a medida de cada boca que actúa pasando desapercibida y debe llevarse durante todo el día excepto a la hora de comer y cuando se procede a la higiene bucal.

En todos los casos, la comodidad y la eficiencia están más que demostrados e invalidan aquellos argumentos que algunos esgrimen para no someterse a una ortodoncia por la agresividad del método o lo aparatoso de él.

Toda la aparatología dental, puede, además, personalizarse con el nombre de la persona que lo usa o algún emoticono, creando con ello un sello de complicidad.
La importancia de contar con profesionales

En un periodo de tiempo usualmente menos largo de lo que creemos y en función del problema a tratar, los ortodoncistas que marcan tendencia con sus trabajos, devuelven al cliente una sonrisa perfecta que puede ser una bella carta de presentación para un nuevo periodo de la vida, que ha de vivirse con el mismo ánimo de la juventud, o quizás más aún, puesto que la experiencia es un grado y si la salud y la belleza acompaña no se puede pedir más. La principal cuestión es no dejar nunca en manos de cualquiera aspectos tan importantes como la salud y estética dental sino buscar a aquellos profesionales que invierten en reciclarse continuamente, acuden a congresos internacionales, se relacionan con el mercado de la salud dental y están dispuestos a invertir antes que nadie en los nuevos métodos, antes que quedarse con los más antiguos sin llegar a complacer a sus clientes tal y como se merecen.

Reconocer la excelencia profesional es muy fácil en la actualidad a través de Internet, ya que las mejores clínicas no temen en mostrar en línea los aparatos con los que trabajan, hablar en su blog del acontecer empresarial e incluso compartir con clientes y curiosos información sobre su especialidad.

La transparencia es un valor que nace de forma natural entre aquellos que hacen su trabajo con profesionalidad y conciencia por encima de quién lo cela, así que encontrar y dar con la clínica adecuada es el primer paso y el siguiente disfrutar, sea a la edad que sea, e incluso a los cuarenta años de un proceso de embellecimiento que quizás dará más frutos en la edad madura.

http://www.estrelladigital.es/articulo/salud-y-bienestar/ortodoncia-40/20170224175727313939.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>