Motivos por los que te da terror ir al dentista.

La odontofobia, o miedo irracional a la figura del dentista, afecta al 15% de la población, según la OMS. Este miedo no siempre tiene que ver con una experiencia negativa previa –esto se da en una mínima parte de los casos-, sino que generalmente se asienta en un temor injustificado a sentir dolor. Es calve la visita al dentista y más a comienzo de año, ya que fiestas Navideñas puede que haya hecho estragos en nuestra salud bucal. Es improtante atajar los problemas pronto para no tener a posteriori patologías mayores como las que indican los expertos. Problemas como el cáncer bucal llega a matar a 500 personas más al año que los accidentes de tráfico o una mala salud bucodental provoca un alto absentismo laboral y escolar. Estos sólo son algunos de los ejemplos para incidir en la importancia de la visita al odontólogo.

El odontólogo Iván Malagón, director de Iván Malagón Clinic, centro especializado en odontología sin dolor, nos explica a qué se debe este temor y nos da las claves para perder el miedo:

1. Una mala experiencia previa: En realidad, esto se produce en una mínima parte de los casos. Si has tenido una mala experiencia en el pasado, cambia de especialista y cuando pidas cita con un nuevo odontólogo explícale la situación y valora con él la posibilidad de tener antes un intercambio de impresiones en el que tú puedas transmitirle qué te inquieta y puedas asegurarte de que lo entiende y asume esta situación como parte del tratamiento. La salud de tus dientes y tu salud en general merecen que el especialista te escuche y conozca tus temores.

2. Miedo al dolor: Forma parte de la «leyenda urbana» del dentista como «sacamuelas» de los siglos XIX y XX. En el siglo actual se apuesta por la odontología preventiva: que trata de actuar antes de que sea necesario un tratamiento.

3. La revisión dental periódica no duele. Nose debe dejar de acudir a la cita cada seis meses por temor a que nos hagan daño. En esta cita el profesional comprueba el estado de nuestros dientes y encías y detectamos patologías (caries, enfermedad periodontal…) en su fase inicial. Esto nos permite tratar los problemas de forma poco invasiva.

4. El tratamiento, en general, tampoco duele. Hoy en día contamos con recursos suficientes para hablar de Odontología sn dolor: la La tecnología láser nos permite tratar prácticamente todo tipo de dolencias sin anestesia y sin dolor, ni molestias para el paciente. Gracias al láser, podemos trabajar sin calentar y, por tanto, sin transmitir sensibilidad a la superficie del diente. Esta novedosa tecnología sustituye al bisturí, la turbina y la fresa, tres elementos que causan fobia al paciente porque suele asociarlos a dolor local.

5. Ansiedad: La ansiedad que genera el miedo a lo desconocido y la prevención a que alguien urgue en algo interno nuestro, como la boca, con instrumental y supuestamente fuera de nuestro control, hoy en día es manejable gracias a la sedación consciente, que nos permite relajar al paciente de forma que se mantiene consciente y colabora con nosotros en el tratamiento.

6. Miedo al pinchazo: Si fuera necesario recurrir a un anestésico, los odontólogos contamos hoy día con formación específica para poder administrarlos sin causar molestia. Precisamente la finalidad del anestésigo es evitar el dolor.

Estamos en meses claves para superar la odontofobia y visitar al dentista. Según el odontólogo Iván Malagón, una revisión dental en este momento puede tener un «doble beneficio para nuestros dientes: detectar a tiempo las secuelas que los excesos de los últimos meses del año, como la Navidad, donde se producen el 50 % de las caries y marcar el calendario de revisiones dentales periódicas para este año».

Noticia de abc.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>