Los que nunca van al dentista.

Expertos han destacado la relación “bidireccional” entre salud general y salud bucodental tras constatar que un total de 425.000 madrileños no han acudido y que 2.153.000 no lo han hecho nunca, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así lo ha señalado un comunicado de la asociación Compromiso y Seguridad Dental, que ha explicado cómo, según diferentes estudios, existe una “estrecha relación” entre la salud bucodental y la salud general del organismo, dado que la boca es un “indicador externo” del estado de salud que muestra “indicios y síntomas”.

Por eso, el cuidado de la salud bucodental ayuda a controlar la diabetes y a prevenir enfermedades carviovasculares y respiratorias. Además, la observación de determinados aspectos bucodentales puede revelar problemas renales, ansiedad, anorexia, trastornos digestivos y puede facilitar un diagnóstico precoz del cáncer de boca.

La boca es un “ecosistema complejo” con muchas bacterias que, cuando está sano, se encuentran “en equilibrio”. Pero el desequilibrio biológico hace que la boca sea una puerta al torrente sanguíneo para las bacterias de caries dentales, enfermedades periodontales y enfermedades sistémicas que afectan a la salud general.

Por eso, la publicación especializada Dentistry Today ha asegurado que “muchas enfermedades que afectan al organismo en su conjunto tienen su primera manifestación en la cavidad bucal” y la colaboradora de CSD del Centro Dental Fernández-Coppel, Marta Fernández Coppel, “para mantener el equilibrio en el ecosistema bucodental es necesaria una buena higiene bucal, basada en el cepillado y el uso hilo dental diario”.

La relación entre salud general y salud bucodental es bidireccional. Esto significa que las personas con sistemas inmunológicos débiles tienen más probabilidades de tener mayores niveles de infecciones en la boca y que las enfermedades gastrointestinales, respiratorias y vasculares también afectan al estado de salud bucodental. Además, medicamentos y la carencia de determinados nutrientes también generan problemas en nuestra boca.

CSD también ha señalado la importancia de incluir revisiones periódicas de la boca en los hábitos de cuidado de la salud de forma preventiva y como parte del cuidado de la salud en general. Asimismo, es recomendable acudir al dentista cada seis meses porque que la prevención y la detección precoz evitará otros tratamientos y permitirá mantener la dentadura mucho más tiempo.

Sin embargo y a pesar de las recomendaciones científicas, acudir de forma preventiva al odontólogo no es un hábito muy instaurado en España. Según un estudio de 2016 de la Universidad de Murcia, el 77,4 por ciento de las mujeres acude alguna vez al dentista a realizarse revisiones a pesar de no tener ningún problema bucodental o estar sometidas a algún tratamiento, frente al 52,8 por ciento de los hombres. Entre las razones para no ir con más frecuencia al odontólogo, la principal es el precio.

Resumen de prensa y datos Instituto Nacional de Estadística (INE)

Noticia publicada por Madridpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>