La peculiar dentadura de pigmeos ayudan a conocer los orígenes del ser humano.

Éste es el primer estudio acerca de los pigmeos que se ha realizado con muestras de individuos vivos, tras más de diez años de campañas de trabajo sobre el terreno

Los pigmeos representan gran interés científico para desentrañar las incógnitas sobre estas poblaciones, ya que es uno de los pocos modelos biológicos humanos que quedan en el Planeta Un trabajo conjunto de antropólogos especialistas en ecología dental junto a Fernando Ramírez-Rozzi, de la Université Paris V y referente internacional en el estudio de la biología de los pigmeos, ha revelado una “sorpresa” sobre estas poblaciones, cuya altura no sobrepasa los 1,55 metros.

Esta investigación se ha llevado a cabo con grupos de cazadores-recolectores pigmeos Baka de la localidad de Le Bosquet, en plena selva tropical de África Central, y ha constatado que el tamaño de los dientes es más grande en comparación con el de tribus vecinas de bantúes no pigmeas de mayor estatura, los Mvae y Yassa (de entre 1,65 y 1,70 metros de altura).

Con el trabajo conjunto de estos tres investigadores se obtuvieron moldes dentales ‘in vivo’ de 120 individuos juveniles (15/16 años) y adultos (máximo de 35 años) de ambos sexos en esta población de pigmeos Baka de Le Bosquet y en otros grupos bantúes agricultores, como los Mvae y Yassa, que habitan en el distrito Campo, en la costa de Camerún.

Estos moldes sirvieron para diseñar réplicas de alta resolución en el laboratorio del Departamento de Biotecnología de la UA y, a partir de imágenes digitales, se registraron medidas morfológicas relativas al tamaño de los dientes anteriores y postcaninos.

“En el futuro seguiremos trabajando con estas muestras para el análisis de la forma y el tamaño de los dientes”, cuya configuración va “muy pareja con el movimiento genético en las poblaciones humanas”, ha avanzado Romero.

“Los dientes escriben nuestra historia evolutiva”, ha desvelado el experto, para quien el tamaño dental de los pigmeos, bastante grande en proporción a su estatura, puede deberse a “una retención de carácter ancestral”; es decir, el modelo del diente de estos individuos no ha evolucionado y “se parece más al de las especies homínidas de hace un millón de años”, según EFE.

“La conclusión fundamental de nuestro estudio es que hemos resuelto el paradigma de la alometría negativa en pigmeos en relación a la altura y el tamaño dental”; esto es, que la baja estatura de estas poblaciones se asocia a dientes grandes, ha explicado Alejandro Romero, del Departamento de Biotecnología de la Universidad de Alicante (UA).

Han asegurado, que la información de este trabajo es “excepcional y única”, además de suponer un “valor añadido” para abrir nuevas líneas de investigación acerca de una sociedad que presenta “un fenotipo particular, vive en selva cerrada tropical y mantiene un modo de vida ancestral”, como hace 200.000 años.

Noticia reproducida por eluniversal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>