Así es como tu salud dental afecta a tu rendimiento deportivo.

Cuando hablamos de seguir un estilo de vida saludable todos pensamos en alimentarnos correctamente, practicar ejercicio físico regular y tal vez algunos pensemos también en mantener una buena salud mental y emocional. Pero un estilo de vida saludable también incluye aspectos como una buena higiene y, en este caso, mantener una buena salud bucodental.

Ya desde los Juegos Olímpicos de 1968 se ha visto una relación entre atletas de élite y una mala salud oral.

Una revisión sistemática observó que entre el 28% y 40% de atletas afirmaban que su mala salud oral afectaba a su calidad de vida y entre un 5% y 18% a su rendimiento. Y es que la salud oral es uno de los factores determinantes de la calidad de vida.

Existe no poca evidencia de cómo enfermedades como la caries, enfermedad periodontal o pericoronitis impactan negativamente en la calidad de vida. Y una afectación en este ámbito puede suponer una diferencia sustancial en el rendimiento de aquella élite deportiva que depende de mejoras minúsculas en su rendimiento para ganar o perder.

El dolor, la inflamación sistémica o el impacto en el entorno social del atleta pueden ser algunas de las causas que provocan el descenso del rendimiento ya sea por una peor adaptación fisiológica al entrenamiento o por el descenso de la calidad de los mismos.

¿Por qué los deportistas tienen una mala salud oral?

Es complicado establecer una o varias causas firmes ya que existen pocos estudios disponibles y aún así, diseñar un buen estudio que pudiera dar respuesta a esta pregunta es casi imposible.

Se especula que la alta ingesta de carbohidratos, sobre todo provenientes de geles y bebidas deportivas puede ser una de las causas nutricionales que provocan enfermedades como la caries en atletas de élite. También se ha dicho como trastornos de la conducta alimentaria pueden dañar el esmalte dental al provocarse el vómito, sobre todo en aquellos deportes en los que se requiere de un peso corporal bajo como la gimnasia, el boxeo o la equitación.

Otra de las causas que pueden contribuir a la aparición de estas enfermedades es la deshidratación bucal durante la práctica deportiva. La saliva tiene un efecto hidratante y remineralizante y cuando combinamos una falta de esta junto con las bebidas carbohidratadas que comentábamos antes, aumenta el impacto erosivo que estos tienen en la dentadura.

¿Qué se puede hacer para mantener una buena salud dental?

En el caso de los hábitos nutricionales de los deportistas de élite es complicado producir cambios ya que de esos hábitos depende su rendimiento en los entrenamientos, pero el realizar visitas periódicas a la consulta del dentista de forma preventiva es una de las mejores formas de asegurar una buena salud bucodental.

En el caso de practicantes amateur, es bueno recordar que el consumo excesivo de azúcares y bebidas ácidas junto con una mala higiene oral puede provocar la aparición de diversas enfermedades por lo que mantener unos buenos hábitos de higiene oral es clave.

En definitiva, la mejor medicina es la preventiva ya que muchos modelos de medicina se han basado en el tratamiento y la terapia, pero no en la prevención, lo cual supone un perjuicio tanto para la salud de los pacientes como por los gastos sociosanitarios.

Noticia de vitonica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>