Aplicación del tipo 0% del IVA a las clínicas dentales.

El Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo ha establecido en su artículo 8 que, hasta el 31 de julio de 2020 y para una serie de productos, el tipo del IVA sea el 0%.

Los términos de dicho artículo, en particular en cuanto a los sujetos a los que se les aplica el tipo reducido en este momento, son muy confusos y han dado lugar a muchas dudas sobre el particular.

Con la presente nota, el COEM pretende ofrecer una interpretación de dicho precepto, sin que sea vinculante para nadie, ni condicione el modo de actuar y siempre remitiéndose a la interpretación que de la norma realizará la autoridad competente, a la que se ha solicitado pronunciamiento sobre el particular. Del mismo modo se ha de tomar en consideración que las reglas que regulan exenciones deben interpretarse de manera restrictiva, conforme al artículo 14 de la Ley General Tributaria.

Reiteramos que la presente nota se emite sin perjuicio del criterio de la Dirección General de Tributos que deberá determinar el contenido del precepto y, en particular, sobre si resulta de aplicación a las operaciones realizadas por las Clínicas Dentales.

Las características de la medida fiscal son las siguientes:

-  Aplicación del tipo del 0 por ciento del IVA (aparecerá en factura como operación exenta).

-  Carácter transitorio: la medida fiscal se aplicará a las operaciones realizadas desde el 23 de abril de 2020 hasta el 31 de julio de 2020.

-  Operaciones a las que se aplica: entrega de bienes (compras realizadas a un proveedor nacional); adquisiciones intracomunitarias (compras realizadas a un proveedor ubicado en la Unión Europea); importaciones (compras realizadas a un proveedor ubicado fuera de la Unión Europea).

-  Productos sobre los que debe recaer la operación: los que figuran en el Anexo I del Real Decreto Ley 15/2020). En lo que interesa a las clínicas dentales se incluyen en el Anexo I, los EPI´s (mascarillas, guantes, protectores faciales, gafas, batas, calzas…) y productos para desinfección e higiene (solución hidroalcohólica en litros, dispensadores, peróxido de hidrógeno al 3% en libros).

-  Destinatarios: la norma exige que los destinatarios de los productos sean “entidades de Derecho Público, clínicas o centros hospitalarios, o entidades privadas de carácter social” previstas en la Ley del IVA.

Las dudas se plantean con los términos “clínicas o centros hospitalarios” y la interpretación que debe darse a los mismos, dado que la norma fiscal no utiliza la terminología de la normativa reguladora de centros, servicios y establecimientos sanitarios, que permitiría una rápida y segura identificación de dichos destinatarios y, en nuestro caso, si las clínicas dentales podrían acogerse a dicho régimen.

El Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre, por el que se establecen las bases generales sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, en su Anexo I establece la “Clasificación de centros, servicios y establecimientos sanitarios”, pudiéndose encontrar la nomenclatura de los mismos. Mientras, el Anexo II se destina a las definiciones de los “centros, unidades asistenciales y establecimientos sanitarios”.

En dichos anexos no se encuentra referencia alguna que coincida literalmente con los términos utilizados por el Real Decreto Ley 15/2020, esto es “clínicas” o “centros hospitalarios”.

Dentro del apartado “centros sanitarios” se recoge la categoría “C.1. Hospitales” (incluyendo “hospitales generales”, “hospitales especializados”, etc.). Es destacable que  en dicha categoría “hospitalaria” no se hace mención al término “clínica” o similar, por lo que se puede extraer que la norma fiscal se está refiriendo por una parte a “clínicas” y por otra a “centros hospitalarios”.

Por otra parte, en el resto de ambos anexos tampoco se menciona el término “clínica”, salvo cuando se refiere a las Clínicas dentales. Por ello, al margen de lo que se interprete que se debe considerar “clínica” en términos fiscales – si bien lo más lógico sería interpretarlo como “centro sanitario” –, por una razón literal, las Clínicas dentales sí que se encontrarían en el ámbito del Real Decreto Ley 15/2020.

Además de lo anterior, concurren otras razones para considerar que las Clínicas dentales se encuentran en el ámbito de la medida fiscal de reducción del IVA.

En la exposición de motivos del Real Decreto Ley 15/2020 se deja un mínimo apunte sobre la finalidad de la fijación del IVA en el tipo del 0%, al señalar que se establece “para permitir que el suministro de material sanitario se realice de forma rápida y efectiva”. Se entiende que el legislador pretende garantizar el rápido suministro de productos cuya finalidad específica es el tratamiento sanitario de los pacientes durante la pandemia del COVID-19 y el evitar la propagación del SARS-Cov-2.

En este punto se han de recordar dos aspectos fundamentales que subrayan la necesidad de que las clínicas dentales tengan garantizado el acceso a dichos productos (en particular EPI´s y productos de higienización y desinfección):

-  Las clínicas dentales para la atención de urgencias han sido declaradas como servicio esencial y, en consecuencia, obligadas a mantener la actividad durante la pandemia (Artículo 1 del Real Decreto Ley 9/2020, en relación con la Orden SND/310/2020, de 31 de marzo, por la que se establecen como servicios esenciales determinados centros, servicios y establecimientos sanitarios).

-  La actividad que se desarrolla en las clínicas dentales supone una exposición de riesgo conforme a los documentos publicados por el Ministerio de Sanidad sobre el “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2” (en sus diferentes ediciones de las últimas semanas), lo que exige, en todo caso y para la práctica totalidad de tratamientos, de la utilización de EPI´s y la corrección desinfección de la Clínica.

Tomando en consideración dichas circunstancias parece que las clínicas dentales sí que entrarían dentro del ámbito sobre el que actúa la norma, con esa finalidad de favorecer, agilizar, garantizar el acceso a los productos específicos para ser utilizados en el tratamiento de pacientes durante la pandemia del COVID-19.

En todo caso, el COEM reitera que lo expuesto en la presente nota es una interpretación unilateral, que no pretende vincular a nadie y que no deber ser tomada como único motivo para la toma de decisiones.

Por último el COEM recuerda que, en caso de que la Dirección General de Tributos interpretase la norma de modo favorable a aplicar el tipo 0% a las Clínicas dentales, las Clínicas a las que no se les haya aplicado en la compra de suministros podría solicitar – cumpliendo determinados requisitos – la rectificación y devolución del IVA.

Se recogen los productos incluidos en el Anexo del Real Decreto Ley 15/2020 que podrían resultar de interés para las clínicas:

15    Mascarillas
16    Guantes
17    Protecciones faciales
18    Gafas. Gafas de protección grandes y pequeñas (googles)
19    Monos Batas impermeables – diversos tipos – diferentes tamaños
20    Cobertores de calzado/calzas
21    Gorros
22    Termómetros
23    Jabón para el lavado de manos
24    Dispensadores de desinfectante para manos instalables en pared
25    Solución hidroalcohólica en litros
26    Peróxido de hidrógeno al 3 % en litros.

Accede aquí al texto completo del Anexo I.

Información publicada por el COEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>