Ejerciendo durante 21 años sin tener título.

Un ciudadano chileno que durante 21 años ejerció de dentista en su clínica del Edifici Zeus de Tarragona sin tener la titulación se enfrenta a más de cuatro años y medio de prisión y a pagar una multa de más de 7.000 euros. Aunque la detención del sospechoso se realizó hace seis años y medio, el escrito de acusación de la Fiscalía tiene fecha reciente. El encausado ya no se encuentra en España sino en Argentina, a donde emigró hace unos cuatro años y donde habría repetido dicha práctica ilegal, siendo detenido por la Policía de aquel país.

El relato de los hechos que efectúa la Fiscalía en su escrito de acusación es prácticamente de un folio. Recoge que desde el año 1990 y hasta marzo de 2011, el acusado, Sergio Patricio Guzmán Gutiérrez –que actualmente tiene 64 años–, ejerció como apoderado y administrador único de la clínica dental Centro Médico Leonal, situada en la avenida President Lluís Companys, enfrente de El Corte Inglés.

Título

Es el falso título de la Univerisdad de Chile que tenía colgado en la pared de su clínica.

Durante todo este tiempo, recalca el Ministerio Público, el acusado realizó tratamientos bucodentales a numerosos pacientes, haciendo creer a los mismos que poseía la formación necesaria para ello. Exhibía incluso en la pared de la clínica un diploma expedido por la Universidad de Chile, acreditándole como cirujano dentista, «a sabiendas de la falta de autenticidad del mismo».

En los años en los que trabajó en la clínica percibió grandes sumas de dinero por los tratamientos realizados, no habiéndose determinado la cuantía total del perjuicio causado a los pacientes. Como consecuencia de dichos tratamientos, varios pacientes sufrieron perjuicios económicos y complicaciones como consecuencia de la aplicación de técnicas no adecuadas.

En el escrito se detallan una serie de pacientes afectados –ver recuadro de la página siguiente– y que, inicialmente, reclaman por los problemas sufridos.

Los cargos

El fiscal acusa a Sergio Patricio Guzmán de cuatro delitos. Por el de intrusismo profesional pide el pago de una multa de 3.150 euros, por el de falsedad en documento oficial un año y medio de prisión y multa de 4.200 euros, por el continuado de estafa 26 meses de prisión y finalmente un año más de cárcel por tres delitos de lesiones por imprudencia grave.

En concepto de responsabilidad civil tendrá que indemnizar a tres de los afectados, cuya cuantía no ha sido determinada. Sólo a uno de ellos se ha fijado la cantidad en 6.670 euros.

La detención del falso dentista se hizo a finales de julio de 2011 por parte de la Policía Nacional. Los agentes registraron la clínica y se incautaron de diferente documentación. Durante su declaración ante el Juzgado de Guardia, el imputado negó los hechos. Comentó que no se encargaba de la parte médica, sino sólo de la administrativa.

El hombre, tras prestar declaración judicial, fue puesto en libertad con cargos. Además de Guzmán, en la clínica había una doctora –que sólo iba días puntuales– y que se encargaba de las ortodoncias. Asimismo, había tres mujeres más, que hacían de ayudantes y tareas administrativas.

A raíz de la publicación en el Diari de Tarragona de la detención del falso dentista, muchos clientes se pusieron en contacto con la Policía y con el Diari para interesarse por la cuestión.

El hombre se encuentra actualmente en Argentina, aunque no se descartaba que pudiera ser extraditado a su país de origen. Su juicio en Tarragona todavía no está señalado. Lo único que se sabe es que se realizará en uno de los cuatro Juzgados de lo Penal de Tarragona.

No huyó de Pinochet

Por otra parte, este hombre no huyó de la dictadura de Pinochet, como él ha venido diciendo durante años. Al menos así lo aseguraron desde la Associació Allende de Tarragona (Assocat), la entidad que él llegó incluso a presidir. Los dirigentes de dicha asociación apartaron a Guzmán de la dirección en cuanto comenzaron a circular rumores sobre muchos aspectos oscuros de su vida.

Fuentes de Assocat negaron en su día que Sergio Guzmán fuera miembro de las Juventudes Socialistas de Chile. «Cuando comenzaron a surgir dudas, contacté con la secretaría general del partido. Me dijeron que este hombre nunca había militado ni en el partido ni en sus juventudes», apuntaba uno de los miembros de la asociación. Otro de los aspectos que desmintieron es que Sergio Guzmán tenga o haya tenido una relación con la familia Allende. «Nosotros tenemos una relación personal con la senadora Allende y con la fundación. Y nos han dicho que no conocen a este personaje». Incluso Guzmán había escrito en el Facebook que le había invitado la fundación para darle una medalla. «Él pasó por Chile, pero no fue invitado, sino que fue por su cuenta», comentaron desde la Associació Allende.

Durante unos años fue el responsable de la delegación de la Fundación Allende. Sin embargo, el febrero de 2011 fue apartado del cargo «ante las insistentes informaciones y antecedentes recibidos sobre la irregularidad de su práctica profesional como odontólogo».

La supuesta huida de la dictadura militar de Augusto Pinochet que Guzmán siempre ha pregonado contrasta con que aproximadamente entre 1974 y 1987 estuviera trabajando para los militares. Concretamente, como auxiliar dental en el Hospital Naval Almirante Nef, que la Armada de Chile tiene en la ciudad de Valparaíso.

Información del Diaridetarragona.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>